Antes de histórico encuentro, Obama pidió fin a embargo a Cuba “este año”

Antes de histórico encuentro, Obama pidió fin a embargo a Cuba “este año”

Cuba&EUAEstados Unidos y Cuba revisarán este miércoles en La Habana los convenios migratorios al comenzar una histórica reunión de dos días que preparará el restablecimiento de relaciones diplomáticas después de superar medio siglo de enfrentamientos de la Guerra Fría. El presidente estadounidense Barack Obama dijo que el Congreso estadounidense debe empezar “este año” a levantar el embargo comercial a Cuba.

“Nuestro cambio de política hacia Cuba tiene el potencial para terminar con un legado de desconfianza en nuestro hemisferio: elimina una falsa excusa para imponer restricciones en Cuba, apoya los valores democráticos y extiende la mano a una amistad al pueblo cubano”, dijo Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión, cinco semanas después de que anunciara un acercamiento con la isla, celebrado por el mundo entero.

“Estamos poniendo fin a una política que debería haber terminado hace tiempo. Cuando uno hace algo que no funciona durante 50 años, es hora de probar algo nuevo”, agregó Obama, quien pidió al Congreso que empiece a trabajar este año para levantar el embargo económico a la isla, vigente desde 1962.

“Tal y como el papa Francisco dijo, la diplomacia es un trabajo de ‘pequeños pasos’. Estos pequeños pasos han dado nueva esperanza al futuro de Cuba”, recordó el mandatario.

En estas conversaciones, las primeras de alto nivel desde 1980, ambas partes fijarán una hoja de ruta para la normalización de relaciones y la reapertura de embajadas, con el fin de sepultar el último resabio de la Guerra Fría en América.

La sesión será encabezada por la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, y la directora de Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal. “Cuba va a estas conversaciones con un espíritu constructivo, de diálogo, de respeto, sin menoscabo de su soberanía”, anticipó un responsable de la Cancillería cubana citado por medios locales.

El último alto funcionario estadounidense que visitó la isla comunista fue el subsecretario de Estado Peter Tarnoff en 1980. Tarnoff hizo tres viajes en los que habló con Fidel Castro, ahora de 88 años y retirado del mando desde 2006, quien ha sido el gran ausente de la histórica reconciliación entre ambos países.

Dos temas preocupan particularmente a La Habana: el embargo y la permanencia de Cuba en la lista estadounidense de países que patrocinan el terrorismo, lo que priva a la isla de créditos internacionales.

Washington dijo que la revisión de la lista “está en proceso” y que Cuba podría ser retirada antes de la reapertura de embajadas, cerradas en 1961 tras la ruptura de relaciones diplomáticas. Estados Unidos ha advertido, sin embargo, que mantendrá su compromiso con los derechos humanos en la isla.

Este miércoles los dos países revisarán los acuerdos migratorios firmados tras la crisis de los balseros de 1994, que prevén la entrega por parte de Washington de 20.000 visas anuales de migración a cubanos y la repatriación de los balseros interceptados en el mar.

La revisión de estos convenios será encabezada por el subsecretario adjunto para el Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee, y Josefina Vidal. Ambas jornadas de reuniones se efectuarán en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Los viajes entre los dos países se han incrementado en los últimos dos años después de que el presidente cubano Raúl Castro eliminara las trabas para salir al exterior y que Washington flexibilizara la entrega de visas a cubanos.

“Pareciera que va a comenzar a desmontarse el factor político en el tema” migratorio, dijo Antonio Aja, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana. “Cuba sigue teniendo un potencial migratorio independientemente de que las relaciones con Estados Unidos se reanuden”, añadió.

Leave a Reply

Your email address will not be published.