Los billetes de 5 libras que valen más de US$60.000

Los billetes de 5 libras que valen más de US$60.000 gracias a un dibujito (y podrían estar en cualquier parte de Reino Unido)
A inicios de diciembre de 2016 se supo que estos especiales billetes estaban circulando en Reino Unido.
Cuando el artista Graham Short estampó un diminuto retrato de la escritora inglesa Jane Austen en cuatro billetes de 5 libras, estos fueron automáticamente elevados a la categoría de pequeñas obras de arte.
Tanto que se estima que su valor ahora asciende a 50.000 libras (más de US$60.000 al cambio de hoy).
El autor gastó un billete en cada territorio de Reino Unido: Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte.
Fue en este último lugar donde se encontró el tercer billete, según se dio a conocer este domingo.
Sólo uno de ellos todavía anda circulando, probablemente en Inglaterra, a la espera de ser encontrado por alguna persona afortunada.
El primero en Escocia
El primero de los cuatro billetes fue puesto en circulación a inicios de diciembre de 2016 en Kelso, Escocia, por el mismo Short.
El artista haciendo uno de los grabados.
Y los restantes tres billetes se gastaron en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte (los países que, junto a Escocia, componen el Reino Unido).
Short se especializa en la creación de grabados en miniaturas y su más reciente obra, un retrato de la reina Isabel II realizado en la cabeza de un alfiler, fue vendido en 100.000 libras.
Y su idea fue homenajear a la autora de Orgullo y prejuicio en el aniversario 200 de su muerte, que se conmemora en 2017.
5 milímetros
Para ello, Short estampó el rostro de Austen, nacida en 1775, en la zona transparente de los billetes.
El tamaño del grabado es de 5 milímetros y cada uno incluye una cita diferente de la autora, de manera que cada billete es una obra de arte única.
Este año se conmemoran 200 de la muerte de Austen.
Las personas que encuentren estas piezas deben contactar a la Galería Huggins-Haig, en Kelso, responsable del proyecto.
Huggins-Haig, quien ha comercializado las obras de Short durante algún tiempo, dijo a que los billetes podrían valer decenas de miles de libras en una subasta.
“Toda la obra de Graham tiene valoración de seguro de alrededor de 50.000 libras en este momento”, agregó.
Y los billetes fueron igualmente asegurados con esta cifra, el propio artista.
En circulación
Graham y el dueño de la galería decidieron que en lugar de subastar los billetes, los entregarían secretamente después de lanzar en Kelso una nueva colección de Short.
Así fue como el primero de los billetes empezó su recorrido en una tienda cercana.
Graham Short en la entrada del café de Gales donde dejó el segundo de los billetes.
“Estoy seguro de que en el lugar donde lo entregué no tenían idea de que fue el billete fue gastado allí”, revela Huggins-Haig.
“Fue un lugar que todo el mundo frecuenta. No fue una cadena de tiendas, sino un negocio local”, amplía.
Del mismo modo, otro de los billetes fue entregado en el sur de Gales, en un café de un pueblo llamado Blackwood, donde nació la madre de Short en 1909.
El artista dijo haber notado que la persona que lo atendió no chequeó el billete.
“No sé cuán lejos viajará el billete. Pero podría quedarse en esa área y espero que así sea”, reflexionó en aquel momento.
Dos de cuatro
Pocos días después, ese mismo billete se convirtió en el primero de los cuatro que fue encontrado.
La nueva propietaria, quien vive en el área, quiso mantener su anonimato aunque dijo que se lo daría a su nieta como una inversión para su futuro.
Ya se conoce que los números de serie de los billetes son: AM32 885551 (encontrado en la tarjeta de Navidad), AM32 885552, AM32 885553 (encontrado en el sur de Gales) y AM32 885554. Este dato hace más fácil su identificación.
La cita que acompaña al billete dice: “Una gran renta es la mejor receta para ser feliz” y pertenece a la novela Mansfield Park.
Las citas de las novelas de Jane Austen y los números de serie de los billetes son:
AM32 885551: “Si te amara menos, sería capaz de hablar más de ello”. (Emma)
AM32 885552: “La afición al baile era en cierto modo un primer paso hacia el amor”. (Orgullo y prejuicio)
AM32 885553: “Una gran renta es la mejor receta para ser feliz”. (Mansfield Park)
AM32 885554: “Espero que yo nunca llegue a ridiculizar lo que es bueno o sabio”. (Orgullo y prejuicio)
El segundo de los billetes encontrados hasta ahora apareció en una tarjeta de Navidad. La persona que lo recibió también prefirió permanecer en el anonimato.
“Cuando alguien abrió la tarjeta de Navidad que recibió de un ser querido, el billete estaba allí. La persona que lo puso no necesariamente sabía lo que estaba haciendo”, aclara Huggins-Haig.
“El ticket dorado”
Además de homenajear a Jane Austen, tanto Short como Huggins-Haig ven en este proyecto un esfuerzo para llevar el arte a una audiencia más amplia.
Short declaró a la BBC que era un artista afortunado, pues sus trabajos se venden en las principales galerías del mundo.
Transformados en pequeñas obras de arte, se estima que su valor asciende a 50.000 libras.
“Generalmente, este tipo de obras están fuera del alcance de la mayoría de la gente y yo quería que un hombre o una mujer común tuviera una en sus manos”, confesó el artista.
Por eso Short no gastó el dinero en un restaurante de lujo. “Compré una salchicha y un sándwich de huevo en un café”, dijo refiriéndose al billete que entregó en el sur de Gales.
El tercero de los billetes fue gastado en una tienda de Inglaterra. Stephen Hallam, quien trabaja allí, comentó que un billete de cinco libras no se inspecciona con lupa cuando alguien paga.
Pero admitió que revisaron todos los billetes después de saber que Short los había visitado. El billete especial ya no estaba allí.
“Me quedo aquí haciendo pasteles de carne de cerdo. No me iré a Barbados a celebrar”, comentó Hallam.
Short, de setenta años de edad, confesó que le gustaban los pasteles de carne de cerdo, por eso pensó que el mejor lugar para gastar el tercero de los billetes sería en Melton Mowbray, un poblado inglés famoso por esta especialidad culinaria.
Según Huggins-Haig, esto es algo así como el ticket dorado de Willy Wonka (personaje de la historia Charlie y la fábrica de chocolates, escrita originalmente por Roald Dahl publicada como novela en 1964).
Si alguien en posesión de uno de estos billetes contacta a la galería, ellos le ofrecerán consejos sobre cómo subastar la obra.
El propietario también podría conservarlo con la esperanza de que su valor se incremente con el tiempo, lo cual ambos han decidido hacer hasta ahora.
Mientras el dueño de la galería había declarado a la BBC desde un inicio que prefería que los propietarios conservasen estas obras de arte, el artista apuntó que no sabía si se sentía desilusionado o contento por la decisión de los nuevos propietarios.
Jane Austen también será homenajeada con una moneda de dos libras que será puesta en circulación este año.
Anteriormente, Short había dicho que esperaba que los pusieran en algún sitio web de subastas y de este modo ellos tendrían algún dinero para sus Navidades.
No obstante, recientemente evaluó que “el hecho de que les haga feliz quedarse con los billetes también es bonito”.
Mutilación de billetes
“La belleza de esto radica en que a simple vista no se puede ver el grabado, pero cuando volteas el billete y la luz lo atraviesa desde un ángulo diferente, aparece de pronto. Yo llamo a esta técnica ‘grabado invisible'”, describe Short.
Sin embargo, el sitio web del Banco de Inglaterra, apunta que en el Reino Unido es ilegal mutilar billetes (ya sea imprimiendo o escribiendo letras, palabras o números en ellos), aunque la responsabilidad de procesar a los individuos involucrados en cada caso recae sobre la policía y los tribunales.
Escribir o dibujar en los billetes es ilegal en Reino Unido.
La galería ha publicado un documento donde expone que contactó al Banco de Inglaterra y se les informó que los billetes todavía tenían curso legal.
La declaración de la Galería Huggins-Haig continúa diciendo: “Nosotros no lo hemos hecho con malicia, nos hemos juntado para realizar este proyecto con el objetivo de traer algo bueno a aquellos afortunados que encuentren los billetes”.
El único motivo detrás del proyecto ha sido esparcir “la buena fe y la felicidad” por todo el país, aseguraron.
Así, mientras los otros dos billetes esperan por alguien que los encuentre, el artista ha admitido que él también chequea el cambio que recibe constantemente. Le “aterroriza” terminar encontrando uno de los dos restantes.
“Cuando alguien me da un billete de 5 libras, siempre lo chequeo. ¿No sería terrible que volviera a mí? La gente diría que estaba todo arreglado”, concluye.
Este artículo fue publicado inicialmente el 3 de enero y actualizado tras encontrarse el tercer billete.

Leave a Reply